{{descripcion}}
Tipo de Cambio: No disponible


Conexión Mucap


Programa CBA
(Crédito, Bono, Aporte)



Es un programa dirigido a núcleos familiares de clase media, en el que se combinan los componentes de CRÉDITO - BONO - APORTE, para conformar así los recursos económicos necesarios que les permita adquirir o construir una vivienda.

Adicionalmente, para que las familias puedan ser potenciales beneficiarias del Bono Familiar de Vivienda, deben previamente haber cumplido con el aporte en efectivo respectivo (ahorro), definido en términos de un monto mínimo de aporte establecido según el estrato salarial. Dicho aporte debe ser mediante un depósito previo a una cuenta de Mucap a nombre del beneficiario, el cual quedará documentado en el expediente del caso mediante un estado de cuenta o una certificación.

Una vez completado el aporte, el interesado podrá iniciar el trámite de presentación de requisitos para analizar la posibilidad de otorgarle el crédito y el Bono Familiar de Vivienda, de acuerdo a sus ingresos, con lo cual completará el total de la solución.

Beneficios

  • La familia podrá hacer aportes extras en efectivo para completar el monto de la solución total.
  • La posibilidad de tener una mejor vivienda conforme aumenta su ingreso, tanto en área de construcción como en nivel de acabados.
  • El respaldo y la asesoría profesional que le ofrece Mucap con más de 40 años de experiencia en el financiamiento habitacional.
  • La garantía que el dinero ahorrado gana intereses, cuenta con la garantía subsidiaria e ilimitada del Estado a través del BANHVI, es inembargable hasta ¢600.000 y está exento del pago del impuesto sobre la renta.

Monto del Bono y porcentaje de financiamiento

La solución total para la familia está compuesta por: el aporte, el Bono Familiar de Vivienda asignado y el monto del crédito máximo al que pueden tener acceso de acuerdo a sus ingresos. En ningún caso, la solución total puede exceder el monto máximo establecido, que corresponde al Tope de Interés Social vigente.

Se financiará un 100% del monto del crédito, de acuerdo con su capacidad de pago.